como-hacer-unguentos-caseros

Los ungüentos son una buena alternativa para utilizar las plantas medicinales de manera externa. Este tipo de productos tienen como elemento principal vaselina o aceites vegetales, a los que se les suman las plantas medicinales. Los ungüentos se pueden utilizar para combatir diferentes problemáticas, para quemaduras, para quemar grasa, para tratar dolores musculares, podemos recurrir a algunos que tengan efectos antiinflamatorios, etc.

  • Para combatir las quemaduras podemos recurrir a un ungüento elaborado a partir de hierbas y miel, con un alto poder cicatrizante. Para elaborarlo debemos realizar una infusión de aceite de oliva que una vez fría mezclamos con las hierbas (consuelda seca, raíz de malvavisco, el ajenjo, y corteza de hamamelis) Dejamos la meza reposar durante un mes. En un recipiente con agua, añadimos el aceite y las hierbas y dejamos infundir. Colamos el aceite para extraer la infusión de aceite de hierbas. En una olla derretimos la cera de abeja y terminamos mezclando con el aceite y las hierbas. Removemos bien hasta lograr una mezcla uniforme y cuando esté fría agregamos miel de abeja y ya estará lista para aplicar en la quemadura.
  • Para combatir los dolores musculares podemos elaborar un ungüento específico para ello. Debemos derretir al baño maría la cera de abeja y la manteca de cacao y karité, añadimos aceite de nuez de macadamia y sésamo, mezclamos bien y añadimos aceite esencial de cacao y de chile, lo aplicaremos y los dolores desaparecerán muy rápido.
  • Para combatir la tensión muscular y la inflamación podemos elaborar un ungüento a base de árnica. Debemos colocar en un recipiente a partes iguales el harpagofito, el árnica, la cayena, el sauce y el clavo. Cubrimos la mezcla con aceite de almendras dulces y lo dejamos macerar durante mes y medio.Pasado el tiempo establecido colamos la mezcla y calentamos ligeramente el aceite, derretimos la cera de abeja y añadimos aceite esencia de romero, clavo y espliego (60 gotas por cada 250 ml de aceite), después lo aplicamos en la zona dolorida y veremos cómo se reduce la tensión muscular.
  • Si lo que deseamos es elaborar una crema con el fin de reducir grasas, debemos colocar café instantáneo, azúcar y aceite de oliva en un recipiente y batir la mezcla. Añadir extracto de regaliz y batir hasta unificar por completo todos los ingredientes, para después aplicarlo.
  • Los ungüentos también se pueden utilizar para eliminar las cicatrices. Para conseguir este tipo de producto debemos derretir cera de abeja en un bol y añadir té de consuelda y dejamos cocer. Añadimos gotas de esencia de té y lo aplicaremos sobre la cicatriz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here