remedios-caseros-resfriado-cronico
¿Estornudos, nariz roja, congestión? Si tu resfriado se ha convertido en crónico, atento a estos remedios caseros naturales. Aunque acabamos de entrar en verano en el hemisferio norte, los catarros y constipados están a la orden del día y algunos son más sencillos de quitar que otros, algo que demuestran sus síntomas, para lo que se requieren diferentes tratamientos para eliminarlos o al menos reducirlos notablemente.

En esta entrada vamos a conocer 10 remedios caseros para esos momentos en los que el resfriado nos ha pillado de lleno y no sabemos cómo acabar con él.

Remedios caseros contra el resfriado crónico

  • Caldo de pollo muy caliente – Es un remedio casero muy popular para aliviar los síntomas, pero da igual que sea de pollo que de cebolla, lo importante es mantener al cuerpo hidratado y proporcionarle alimento fácil de digerir.
  • Caldo de borraja – Se elabora con agua, borrajas, sal, aceite y limón y se debe beber un litro al día en pequeños sorbos.
  • Ajo y limón – Todo el mundo sabe que el ajo es un antiséptico natural así como el limó. Se debe cortar un diente pequeño por la mitad y se debe tragar con un zumo de limón natural. En poco tiempo se nota la mejora.
  • Té de eucalipto – Es otro de los clásicos además de los vahos. Se debe tomar durante varios días.
  • Té de equinácea – Esta planta, además de combatir el resfriado también nos ayudará a combatir diferentes infecciones.
  • Pétalos de rosa en vinagre – Se cogen unos cuantos pétalos de rosa y se dejan macerar durante unos días en dos tazas de vinagre. El líquido resultante se cuela y se deben hacer gárgaras durante unos días
  • Ajo y vino – Machacaremos un diente de ajo y lo dejaremos macerar en un vaso de vino. Después el vino activara las sustancias antibacterianas del ajo, haciendo su efecto.
  • Consumo de vitamina C – Comer frutas como la acerola, kiwis, fresas o algún cítrico ayudará a que el cuerpo genere anticuerpos.
  • Jarabe de cebolla – Se hierve durante unos 15 minutos media cebolla y después se echa al líquido zumo de limón y dos cucharadas de miel. Mano de santo.
  • Leche, miel, huevo y coñac – Se debe tomar muy caliente antes de acostarse, su sabor es original pero sabe bastante bien. Se echa la yema del huevo a un buen vaso de leche, se remueve bien, se echa un chorro de coñac y una cucharadita de miel re comero, se remueve bien y se bebe.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí