jarabe-de-tos

El invierno es época de catarros y resfriados. Así, es muy frecuente en esta época del año ver a los niños con tos seca o sinusitis y, aunque no nos guste nada, los adultos también acabamos sufriéndola. ¿Quieres deshacerte de la tos de una vez por todas con productos naturales? ¡Hazte tu propio jarabe casero para aliviar la tos! Hoy te enseñamos a hacer tus propios jarabes de forma fácil, rápida y eficaz.

Jarabe de linaza

Si tienes tos seca, la linaza te vendrá de maravilla para acabar con ella de una vez por todas. Para hacer este jarabe tan solo tendrás que hervir dos o tres cucharadas de semillas de linaza con agua hasta que veas que la mezcla empieza a hacerse gelatinosa. Cuando esté en ese estado, cuélala y añádele zumo de limón y miel de abeja, ¡Listo! Ya tienes jarabe para la tos para tomar una cucharadita siempre que lo necesites.

Jarabe de vinagre de manzana

¿Eres de esas personas que le echa vinagre a todo lo que puede porque no puedes vivir sin ese potente sabor en tu paladar? Entonces este jarabe te encantará. Es súper sencillo de hacer y tan solo necesitarás uno de tus productos favoritos, el vinagre, y miel de abeja. Para hacerlo tan solo tienes que mezclar una cucharada de vinagre de manzana con media de miel, revolverlos bien y tomarte la mezcla cada dos horas. ¡Pronto notarás la mejoría!

Jarabe de cebolla

He aquí otro jarabe eficaz para la tos, pero con un ingrediente diferente: la cebolla. Para hacer este jarabe, además de una cebolla pequeña, también necesitarás miel de abeja y un recipiente de vidrio con tapa. Hacerlo es muy sencillo. Tan solo tienes que cortar la cebolla e introducirla en el recipiente. Cuando la tengas dentro, ve echando miel hasta que cubras por completo todos los trocitos de cebolla que tienes dentro del recipiente. Cierra el recipiente y déjalo reposar una noche. Al despertarte ya tendrás tu jarabe listo para tomar. En este caso podrás tomarte entre una y tres cucharadas dos veces al día.

Jarabe de coco y limón

Otro jarabe de mejor que los sabores consiste en mezclar miel con aceite de coco y zumo de limón. Tan solo tienes que mezclar bien estos tres ingredientes, decidiendo si quieres que la miel esté más o menos espesa según la irritación que tengas en la garganta, pues esta suaviza.

¿Conoces más jarabes caseros para la tos? ¡Compártelos con nosotros!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí