Hormigas

Las hormigas tienen recuerdos y si han aprendido sobre tu casa, no será fácil deshacerse de ellas. Pero sin recurrir a productos tóxicos, podemos mantener a estos insectos alejados -inofensivos pero molestos- de forma natural.

Cómo mantener a las hormigas lejos de casa

Para mantener a las hormigas alejadas de los entornos domésticos, lo primero que hay que hacer es eliminar el aliciente.  Generalmente, a las hormigas les atraeb las sobras de comida o migas de pan.

Si queremos deshacernos de las hormigas, primero debemos limpiar cuidadosamente la despensa y colocar alimentos como harina, pasta, pan rallado en latas bien cerradas y no accesibles para las hormigas.

Para limpiar la despensa y los muebles de la cocina puedes usar una solución de agua y vinagre de vino o agua y zumo de limón, que funcionan para mantener alejadas a las hormigas.

La mezcla de vinagre y zumo de limón también se pueden utilizar para limpiar todas las superficies lavables de la casa, incluidos los suelos.

Para evitar que las hormigas nos visiten de nuevo, debemos tener cuidado de mantener limpio el ambiente removiendo las migajas y las sobras antes de que atraigan a las hormigas nuevas.

10 cosas que hacen del vinagre un perfecto remedio casero

En áreas al aire libre como balcones o terrazas, puede haber numerosas hormigas como resultado de la presencia de pulgones en las plantas: las hormigas y los pulgones viven en una especie de simbiosis porque las hormigas son codiciosas de la sustancia azucarada producida por las pequeñas plagas de plantas.

En este caso, para eliminar las hormigas es necesario eliminar los pulgones de las plantas. Los pulgones se pueden eliminar con la ayuda de las mariquitas, que se alimentan de estas plagas, o rociando las plantas con una solución de agua y jabón de Marsella.

Además de limpiar cuidadosamente la casa y la despensa y eliminar los áfidos de las plantas, usted puede usar varios remedios naturales para eliminar las hormigas.

Uno de los remedios más usados para mantener alejadas a las hormigas es el bicarbonato de sodio. Para deshacerse de las hormigas, primero hay que comprobar cuál es el camino que siguen y luego esparcir una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio a lo largo de ese camino, por ejemplo, en el perímetro de las paredes, puertas o cerca de las grietas por las que entran las hormigas.

El bicarbonato de sodio es una sustancia natural y no es peligroso para el medio ambiente ni para las mascotas que viven en la casa.  Como alternativa al bicarbonato, el bórax y el talco en polvo se utilizan a menudo de manera similar contra las hormigas.

Los aceites esenciales también son muy efectivos en la eliminación de hormigas y pueden ser usados solos o mezclados con bicarbonato de sodio.  Entre los aceites esenciales más adecuados para eliminar las hormigas se encuentran el aceite esencial de menta y el aceite de hierba de limón.

Otros remedios eficaces contra las hormigas son las especias y las plantas secas como el chile, el clavo y las hojas de menta. En el jardín, balcón o terraza, las hormigas pueden mantenerse alejadas cultivando plantas de menta o tanáceas que tienen una acción repelente para las hormigas.

Remedios para la alergia a los ácaros