La tendinitis o bursitis puede aparecer en diferentes articulaciones como tobillo, rodilla, brazo, hombro, mano, codo o muñeca. Se trata de la inflamación de un tendón y puede llegar a ser bastante molesto y en los peores casos hasta incapacitante. Su cura requiere cierto tiempo, pero no suele tardar demasiado en recuperarse, además hay bastantes tratamientos naturales que nos ayudarán contra esta afección.

Causas de la tendinitis

Las causas de la tendinitis pueden ser debidas a lesiones o golpes de importancia que hayan afectado al tendón; golpes, tensiones o lesiones suaves pero que suelen producirse frecuentemente, la pérdida de elasticidad del tendón a causa de la edad, enfermedades reumáticas o el uso intensivo y repetitivo de la misma zona como determinados trabajos o deportes.

Tratamientos naturales contra la tendinitis

Con las hojas del aloe vera tendremos una buena solución. Tendremos que quitarle la corteza y el resto lo licuamos y hacemos una pasta que tendremos que aplicar en la zona afectada y pondremos por encima un vendaje y dejar aplicar durante una media hora o una hora aproximadamente, después enjuagar con cuidado. Repetir la operación dos o tres veces al día.

La inmovilización del miembro afectado es muy recomendable, sobre todo los primeros días, por lo que se puede hacer un cabestrillo casero para que la zona afectada no trabaje en ningún momento y sea el tiempo el que cure solo la zona. La aplicación de hielo nos ayudará a reducir notablemente la hinchazón, pero podemos complementarlo con la aplicación de vendas humedecidas en agua bastante caliente o en manzanilla. Notaremos la mejora en muy poco tiempo.

Si la tendinitis es en un tobillo, codo o muñeca, podemos sumergirlo enagua templada con un puñado de sal gruesa y un vaso de vinagre. Si la tendinitis está en otros lados se puede aplicar esta misma mezcla con compresas limpias, pero siempre se recomienda repetirlo tres veces al día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here